Buscar
  • SPSG Consulting

Nuestra entrevista mensual - Fernando Carpena (RFEN)

Fernando Carpena llegó en 2008 a la presidencia de la Real Federación Española de Natación (RFEN). Licenciado en Derecho, antes de su salto al ámbito estatal se formó en la federación madrileña, de la que fue presidente entre 2004 y 2008, tras una etapa previa de cuatro años como director de uno de sus centros de tecnificación. Allí entró gracias a su involucración en el Real Canoe, primero como jugador de waterpolo y, más tarde, como vicepresidente deportivo. Ahora atraviesa su tercer mandato en la RFEN con la intención de completar un nuevo ciclo olímpico con éxitos deportivos.


Recientemente se han cumplido los 100 años de la Real Federación Española de Natación. ¿Cuál ha sido la evolución en estos años y, especialmente, cuál entiendes que será el futuro en los próximos años de las distintas disciplinas acuáticas en España? El rol de las Federaciones españolas ha cambiado de una manera exponencial. Nuestra Federación fue constituida el 19 de abril de 1920 porque un grupo de entusiastas de los deportes acuáticos querían participar en los JJOO y, para ello, tuvieron que constituir la Federación Española y entroncarse con el movimiento internacional. Por tanto, de ser una exigencia formal al papel que actualmente desempeñamos la evolución ha sido brutal, especialmente en los últimos 10 años en los que, además de cubrir nuestras funciones esenciales: regular las actividades estatales y la participación internacional, nos hemos constituido en un agente “referente y peculiar” en la industria del deporte y, en nuestro caso, en los deportes acuáticos. Que somos un referente es indiscutible porque nos constituimos en punta de lanza del sector al tener los deportistas emblemáticos, los íconos que lideran la visibilidad con los grandes resultados que están obteniendo. El reto es que esa visibilidad nos posicione en una industria en la que convivimos con otros agentes, otras empresas que se rigen por criterios diferentes a los de una Federación -entidad privada que cumple funciones públicas- y, por tanto, tiene una operatividad diferente y de ahí nuestra peculiaridad. Pero soy optimista en este reto.

A finales de 2020, su candidatura fue reelegida, con un apoyo casi unánime, para la Presidencia de la RFEN para este nuevo ciclo. ¿Cuáles son las principales líneas de actuación que piensa impulsar en esta nueva etapa? Cuando elaboré mi programa electoral tenía la esperanza de que la situación pandémica en la que estamos inmersos se hubiera mitigado o desaparecido. Seguimos en ella, incluso puntualmente con más virulencia. Por tanto, el primer reto sobrevenido en este nuevo ciclo es reaccionar a estos nuevos modos de convivencia, de actuar sobre los que han llegado y siendo consciente de que algunos ya no se irán del todo. De la crisis a la oportunidad y, por eso, algunas de las líneas apuntadas en mi programa electoral dejan de ser convenientes para convertirse en necesarias: transformación digital interna y externa; apoyo constante a la formación y reforzamiento estructural de nuestros clubes y FFAA con la ayuda de las nuevas tecnologías que simplifican los sistemas y abaratan costes; reforzamiento de nuestra imagen actualizándola para buscar más conexión con el público en general -engagement-; avanzar en la producción audiovisual para adecuarnos a las nuevas tendencias; potenciar el programa de marketing y comercial para conseguir más recursos empatizando con los patrocinadores; buscar las alianzas necesarias con los propietarios de las instalaciones para conseguir que nuestras competiciones se desarrollen en condiciones en las que nuestros deportistas puedan desarrollar convenientemente sus capacidades. No debo de olvidar que siendo nuestro fundamento principal la actividad competitiva hemos de seguir invirtiendo en la mejor preparación de nuestros deportistas para consolidar y mejorar nuestra posición internacional.

La Real Federación Española de Natación tiene un importante elenco de patrocinadores. ¿Qué encuentran todos estos patrocinadores y qué les ofrece RFEN? La labor que está haciendo el Área de Operaciones y su Departamento de Marketing es fantástica. Hemos evolucionado muy positivamente en muchos aspectos y nuestra aspiración-reto es seguir creciendo y, por tanto, evolucionar en las tendencias que están entrando en el mundo del marketing. Como property, la RFEN ofrece muchos elementos y activos que constituyen una amalgama general interesante: somos ricos en disciplinas variadas y atractivas, tenemos iconos relevantes en todas ellas, se valora mucho las habilidades conseguidas en base a esfuerzo al desarrollarse nuestras actividades en un medio que no es el propio y que, por tanto, requiere de un mayor sacrificio que las otras actividades deportivas en general. El que se asocia a nosotros transmite un mensaje de apoyo a un deporte limpio, a un deporte que requiere esfuerzo, disciplina, sacrificio … en definitiva se asocia a nuestros valores. Y también somos un deporte exitoso con 15 medallas olímpicas, decenas en Campeonatos del Mundo … Adicionalmente, articulamos proyectos concretos para que puedan ser co-desarrollados junto a nuestros patrocinadores, de forma diferencial. Creo que es un buen coctel para resultar atractivo siendo conscientes de que hemos de evolucionar nuestra imagen como marca para satisfacer lo que los patrocinadores nos solicitan.

Una de las “perlas” de la RFEN son las ligas de waterpolo, tanto masculina como femenina, y también tomando en consideración los éxitos de ambas selecciones nacionales. ¿Cuáles son los principales retos que afronta el waterpolo en España, y cuáles son las principales líneas de desarrollo? Desde el punto de vista deportivo los equipos nacionales están en lo más alto: subcampeones del mundo en los últimos mundiales disputados en Gwangju tanto en mujeres como en hombres; nuestras selecciones nacionales de jóvenes han obtenido medallas en el 90% de las competiciones europeas y mundiales celebradas en los últimos 8 años. El resultado es brutal. También en la competición europea por clubes somos un referente: CN Atletic-Barceloneta en hombres y CN Sabadell (mujeres) son top europeo y, por ende, mundial y muchos otros clubes les están siguiendo: CN Mataró, CN Terrassa, CN Sant Andreu, CN Barcelona … Todos estos clubes participan en nuestras Ligas, lo que significa que nuestras Ligas son deportivamente muy atractivas. Además, entre todos venimos haciendo esfuerzos enormes para conseguir que el producto deportivo se convierta en espectáculo y, en esa línea, hemos de seguir. La vertical Waterpolo (WP), dentro de las potencialidades de la RFEN, es de gran atractivo y, dentro de ella, las Ligas como producto específico. Estamos en la línea de dar un paso adelante en este camino con la creación de un departamento específico que nos ayude a potenciarlas y, por ende, apoyar a los clubes


Del 23 de julio al 8 de agosto Tokio albergará los Juegos Olímpicos 2020. ¿Cómo se afronta el año 2021 desde las disciplinas acuáticas: RFEN, clubes, deportistas y técnicos, patrocinadores, etc.? La respuesta es obvia en cualquiera de los segmentos que se cuestionan: con mucha incertidumbre. Generalizando, podría decir que en clave RFEN estamos protegidos en nuestra propia burbuja: los equipos nacionales tienen garantizada su preparación en clave olímpica y no habrá recortes económicos según lo manifestado por el CSD. Pero este es el vértice de una pirámide que está sufriendo mucho: Federaciones Autonómicas, clubes, deportistas, técnicos … La actividad internacional de gran nivel -Europeos, Mundiales y JJOO-, estoy convencido que, aún con muchas exigencias, se va a acometer. Las actividades estatales, gracias al Protocolo del CSD y al esfuerzo de Federaciones y Clubes, están saliendo adelante y, en nuestro caso, de una manera exitosa. El problema está en el segundo nivel, en las actividades de entrenamiento y competición a nivel local y regional, donde se fraguan los deportistas en edades tempranas, los clubes que dependen de esos deportistas y que, sin actividad, se diluyen como azucarillos porque no hay posibilidad de mantener esa actividad.


Acaba de publicarse que la Comisión de Cultura y Deporte ha aprobado, con el apoyo del partido en el Gobierno y el principal partido de la oposición, una Proposición no de ley en el Congreso de los Diputados que declara el “deporte como actividad esencial”. Esto es fantástico … pero los gimnasios están cerrados, las piscinas también en muchos territorios y prácticamente en ninguno se compite en edades jóvenes. A pesar de esa por ahora teórica voluntad, estamos cortando el ciclo evolutivo de nuestra juventud: ¡un año parados! Es cierto que hay políticos que recogen y esgrimen la bandera de que el deporte, la actividad física y deportiva no es un medio de propagación del virus sino un medio para combatirlo. Pero la realidad, preocupante, es la que es.


En el plano del marketing probablemente los grandes inversores, con las adaptaciones pertinentes, a modo de responsabilidad social, sigan apostando por asociarse al deporte, pero la pregunta es ¿pueden hacerlo los pequeños comerciantes? ¿pueden hacerlo aquellos que con pequeñas aportaciones ayudan a la competición local, provincial? La cadena vista de esta manera es muy negativa. Pero he de acabar marcando un mensaje de optimismo: habrá JJOO y habrá vacunas que permitirán la recuperación de esa deseada normalidad. Consecuentemente saldremos más fuertes, más reforzados, con más ideas y proyectos surgidos de la necesidad de adaptación


12 vistas0 comentarios

CONTACT:

 

info@spsgconsulting.com

M: +34.67.84.84.512

  • White LinkedIn Icon

Carrer de Lluís Muntadas, 8 

08035 Barcelona – Spain

 

Avda Manoteras 30 B019

28050 Madrid – Spain

©2023 by SPSG. 

Website designed by Maria Cantó