Buscar
  • SPSG Consulting

The Interview - Alejandro Lesende, Chief Finance & Administration Officer at Concacaf

En la edición de Junio 2022 hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Alejandro Lesende, Chief Finance and Administration Officer en Concacaf. Ha sido muy interesante poder conocer la opinión y visión de Alejandro, cruzando el charco y aprendiendo más sobre la situación en Norte y Centro América y el Caribe. Alejandro Lesende nos explica la evolución de Concacaf en los últimos años, sus retos pasados y futuros, así como las oportunidades que tienen actualmente.



Aparte de ser el Chief Financial and Administration Officer en Concacaf, también has liderado el proyecto de identidad corporativa de la entidad, que refleja la evolución de Concacaf y su proyección hacia el futuro. ¿Cuáles son los principales aspectos estratégicos que destacarías de la evolución de Concacaf en los últimos años?


Lo primero que destacaría es la evolución de la Confederación como organización. Hemos dado un vuelco extraordinario saliendo de una situación muy difícil, casi comenzando desde cero. Hoy nos consideramos una de las organizaciones deportivas más desarrolladas del mundo. Esto se ve en nuestro talento, procesos, herramientas, y prestigio. También nos hemos convertido en una de las organizaciones deportivas que se encuentra entre las mas buscadas por la gente para ser parte. Nos hemos convertido en una Organización muy sana administrativamente, con salud financiera, y con marcas nuevas robustas y en continua evolución.


Por otro lado, y esto es lo mas importante, somos una Confederación donde siempre ponemos primero al Futbol. Todas las decisiones se toman en función de lo que es mejor para nuestro amado juego y para el beneficio de nuestros 41 miembros asociados.


En lo deportivo, la evolución de los últimos años es enorme. Lanzamos una nueva competición que es transformacional como la Liga de Naciones. Hemos expandido nuestra Gold Cup. Hemos creado y lanzado una nueva competición de clubes que va a revolucionar el futbol a nivel clubes. Hemos construido un ecosistema de futbol femenino de naciones que va a tornar nuestra estrategia en esa área en una realidad.


Finalmente, a través de nuestros programas de desarrollo, especialmente alineados con nuestro programa ONE Concacaf, hemos financiado y soportado la evolución del deporte en cada uno de nuestros 41 países, para asegurarnos que todos tengan acceso y puedan jugar vuestro maravilloso juego.


En resumidas cuentas, hemos desarrollado nuestra Confederación convirtiéndola en una organización global de Futbol para el beneficio de sus asociaciones miembro y de la región como un todo. Logramos materializar los cuatro pilares de nuestra marca: Futbol, Acceso Calidad y Unidad.



¿Y cuáles son los principales retos de Concacaf para el futuro?


Nosotros estamos enfocados en nuestras prioridades estratégicas para llevar a la Concacaf al lugar que hemos soñado para el 2030. Estas prioridades estratégicas son las siguientes:


Excelencia competitiva: Continuar desarrollando e implementando programas que soporten a nuestras asociaciones miembro para competir a primer nivel tanto en los escenarios regionales como globales.

Eficiencia operacional: Continuar con nuestra mentalidad de mejora continua, desarrollando e implementando herramientas y procesos que no solo nos haga más eficientes, sino que también sigan reforzando la transparencia y la colaboración de los equipos, mientras seguimos fomentando diversidad e inclusión. Debemos también buscar como aliviar la complejidad que la región tiene implícita dada su estructura geográfica, lo cual complica y encarece la realización de mas y mejores eventos.

Futbol femenino: Debemos continuar invirtiendo en el desarrollo y la evolución total del potencial a largo plazo del futbol femenino reforzando el calendario de competencias y creando programas dedicados a aumentar la participación en nuestro hermoso juego.

Crecer nuestros ingresos. Asegurar el crecimiento sostenido a largo plazo para la Confederación a través de mayores y mejores colaboraciones con socios estratégicos y el desarrollo de nuevos programas comerciales.

Maximizar nuestro potencial. Promover el desarrollo a través de todos los aspectos de nuestro ecosistema vía nuevos programas de entrenamiento y desarrollo, así como invertir y mejorar la infraestructura en la región para asegurar que el futbol sea siempre el foco y la prioridad.

Crecimiento global: Crecer exponencialmente nuestra base de fans a nivel mundial, mejorando el nivel de compromiso y lealtad con nuestras marcas, facilitados por promociones crecientes y nuevas experiencias en nuestras plataformas digitales.



Tres países que pertenecen a Concacaf albergarán, en 2026, la FIFA World Cup masculina. ¿Cuáles son los principales retos que tiene la región en cuanto al futbol? ¿Y cuáles son las principales oportunidades que el fútbol presenta en la región?


Uno de los principales retos, tal cual lo he mencionado en el punto anterior, es la configuración geográfica. La disponibilidad de rutas aéreas o marítimas no es la más optima, y esto conlleva complejidades logísticas y de costos. A ello se le agrega que hay largas temporadas de inclemencias climáticas que implican una difícil calendarización de eventos y una falta de predictibilidad de las condiciones en que se van a desarrollar los mismo.


Otra área de inquietud se da cuando observamos los indicadores de desarrollo humano de Naciones Unidas en nuestros países. El gran porcentaje de nuestras sociedades son subdesarrolladas tanto en lo social con en lo institucional. Nosotros estamos convencidos que el futbol puede mejorar la calidad de las sociedades, y trabajamos de manera denodada en acelerar las curvas de madurez y mejora de las instituciones. Pero todos vivimos en un contexto que nos condiciona.


Un tercer punto es parte de nuestra Misión, que es alentar la participación en nuestro maravilloso juego. Aún en muchas de nuestras poblaciones el Futbol no es el deporte más popular, y en algunas de sus disciplinas posee ciertas barreras culturales de ingreso como es el caso del futbol femenino. Así como tampoco existen las capacidades generales para un acceso universal al mismo -infraestructuras, programas, materiales, etc.-.


Como bien dices, estaremos albergando el mundial masculino de la FIFA en la región en el 2026. Estamos absolutamente convencidos que será el mejor mundial de la historia en todos sus aspectos. Pero lo que más nos ocupa a nosotros como confederación es el 2027. O sea, que legado estamos dejando en nuestros 41 países miembros luego de un evento de tal magnitud.


Ya estamos trabajando en conjunto con FIFA en dicho legado. Recordemos que el ultimo mundial en nuestra región (USA 1994) dejo una huella importante al lanzar el desarrollo de nuestro deporte a otro nivel en los Estados Unidos. Ahora es momento de dar un salto hacia arriba en el desarrollo de toda la región.


En vista de los desafíos antes mencionados, necesitamos articular programas agresivos que mejores nuestras capacidades logísticas, la infraestructura en toda la región, y el desarrollo de programas sustentables que puedan dar acceso a nuestro juego a cada niño de nuestros 41 países sin importar donde haya nacido. El seguir haciendo realidad la filosofía detrás de nuestros pilares de marca, es el mejor legado. Alta calidad de eventos y programas de desarrollo, un trabajo coordinado de una región que funciona como una unidad, y derribar todas las barreras necesarias para que todo el mundo tenga acceso al juego, para que Futbol siempre sea lo primero en el suelo de la Concacaf.



La Scotiabank Champions League se está consolidando en la región como una prestigiosa competición de referencia en futbol. Desde el punto de vista de la gestión y profesionalización de los clubes, ¿cuáles son los principales retos que identificas en la gestión de los clubes de futbol en la región para crecer y ser más relevantes?


Desde el punto de vista de Concacaf, nuestra meta siempre es continuar el trabajo con las Asociaciones Miembro, las ligas y clubes respectivos para seguir profesionalizando las operaciones y estructuras de las diferentes entidades que forman parte de nuestros torneos y programas, como la Scotiabank Champions League. A través del programa de licenciamiento de clubes, aseguramos que podemos establecer requisitos mínimos para todos los clubes en áreas clave como infraestructura, administración, deportiva, financiera y legal. Se trabaja directamente con cada Asociación Miembro para poder establecer un reglamento que acople a la realidad de la situación local, para asegurar que los requisitos no limiten el crecimiento y desarrollo de los clubes, mientras siempre reconociendo criterios mínimos a nivel de Confederación. Esto asegura que clubes de diferentes países puedan enfrentarse y presenciar un cierto nivel de paridad.


Es sumamente importante que, a nivel doméstico, las federaciones y ligas contribuyan a elevar los requisitos cada año en áreas clave para estimular el crecimiento y desarrollo de sus clubes. Ejemplos de esto son en el área de infraestructura cuando tiene que ver con la aprobación de diferentes instalaciones para celebrar partidos, o en el área deportiva en respecto al número mínimo de equipos juveniles que cada club debe incorporar dentro de su estructura. La alineación entre confederación, federaciones y ligas en nuestro terreno podrá apoyar la gestión y profesionalización de los clubes en la región de Concacaf, asegurando que continuemos a mejorar el producto en el campo que le ofrecemos a nuestros aficionados.



Como gran conocedor que eres de la industria del deporte, ¿cuáles son los principales retos que tiene la industria del deporte, en general, con horizonte 2030?


Yo veo muchos desafíos de alta importancia, y de urgente foco, que debemos enfrentar. Esto es tan urgente como imprescindible, y tan desafiante como entretenido. Pero quisiera enfocarme en dos, que son los que considero mas importantes.


Las sociedades evolucionan a una velocidad que las instituciones no tienen. Las culturas cambian cada día a una velocidad extraordinaria. Esto informa las formas en que las nuevas generaciones se relacionan humanamente y con el entretenimiento. Cuando observamos las principales fuentes de ingresos de las entidades deportivas, las mismas no están alineadas con las formas de consumo y relacionamiento de las nuevas generaciones con el deporte. Hay un gap importante entre la evolución de los programas de generación de ingresos con los usos y costumbres que se vislumbran en los consumidores del futuro. Que podamos surfear esa ola de cambio a la misma velocidad al que esta evoluciona es uno de los principales desafíos de nuestras instituciones. Las capacidades de adaptación de nuestras organizaciones a esto nos darán la sustentabilidad necesaria, en un contexto de demandas continuamente crecientes.


El segundo reto, es uno que creo que no escapa a ninguna industria, y el mismo es la sustentabilidad. Esto lo hemos agregado a la agenda estratégica de la comisión de management de ALID, de la cual formo parte. Sensibilizar e impulsar la implementación de proyectos en el sector del deporte que favorezcan la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. Sin una agenda común que busque un futuro más sostenible en este bendito planeta, no hay industria que pueda desarrollarse.


216 visualizaciones0 comentarios